Mi bypass gastrico – El bypass gastrico de Marta – Cirugía para la obesidad bypass gastrico

Archive for abril 2010

El lunes pasado tuve práctica de nutrición en la facultad y estaba un poco indignada, porque estamos haciendo las mil y una tonterías, pero aprender, lo que se dice aprender, nada de nada, eso parece que está muy visto.

Así que como nos preguntaron la opinión personal al final de la práctica, me pude explayar a gusto. Están muy bien esos cálculos, y los estudios antropométricos y la desnutrición… pero señores, miren las calles en Europa, desnutrición poca, en cambio gente con sobrepeso o con obesidad a mogollón. Y esa gente es la que luego va a la consulta de un especialista (médico, enfermera, nutricionista, endocrino,…) ¿¿y qué se encuentra?? un rosario de ignorancia, malas maneras, falta de respeto y un tratamiento nefasto o no tratamiento directamente. Un problema que aunque quieran no les estan ayudando a resolver, ni les están orientando.

Aunque tengo que romper una lanza a favor de la enfermería, la enfermera que me trató en la SS siempre lo hizo con muchísimo cariño, me hizo un seguimiento buenísimo con una buenísima dieta (perdí 50kg!) y me habló de la operación. La única, en más de 10 años!! (pero claro, todos los demás me habían hablado tan mal, que 1 contra 4783998208734 mil ¬¬)

Así que estuve hablando con los dos profes intercambiando opiniones, y me dijeron, para mi enorme sorpresa, que en muchas facultades de medicina de España no daban ni la asignatura de nutrición!! toma!! Si ya le sumas la sensibilidad nula con respecto al tema y la ignorancia, una bomba de relojería. Si no le puedes pedir ayuda a un especialista, ya ¿adonde vas, a Lourdes??¿a la dieta de la cosmopolitan?¿a la vecina del 5º? También les dije que durante años pedí ayuda y me dieron todo tipo de dietas destructivas, nadie me habló con claridad y encima me faltaron el respeto y me hicieron sentir muy muy culpable, como una mierda, hablando mal y pronto.

Cuando se lo comento a alguien que se interesa no se cree cuando le digo que muchos médicos al ver tu obesidad ni se preocupan de tus dolores, todo es culpa de la obesidad, como si no tuvieras derecho a enfermar como cualquier otro ser humano. Tampoco se creen que no encuentres ropa, ni que no te den trabajo, ni que tengas más posibilidades de padecer según que cánceres, ni el riesgo tan elevado de morir de golpe, ni  hablar ya de sillas, camas y sofás! de saber que en caso de accidente de cualquier tipo se haría casi imposible tu rescate, de oir comentarios humillantes por la calle o miradas desencajadas… que por cierto, ya al final, cuando eso me pasaba yo les miraba igual, jajaja!! se pensarían que estaban todos para la pasarela Cibeles… y con desprecio/asombro miraba tripas, culos, tetas,… mientras pensaba: “boh! menuda barriga cervecera colega!” hosti, parece que podían oír mis pensamientos xDDD

Pero que me salgo del tema! Pretendo dos cosas!

  1. Animar a todo aquel que esté en esta situación (o que no lo esté pero quiera entender y enterarse), que entienda que es una enfermedad y que no debe permitir que nadie le falte el respeto, sea quien sea!
  2. Y aportar mi granito de arena, no sé si se molestaran en tratar el tema de la obesidad en lo que queda de asignatura… ya en sus manos está hacer un buen trabajo o hacer un mal trabajo.
Anuncios

No quiero decirlo muy alto, pero desde el día 22 de marzo he perdido 4kg justos. He pasado de 111, a 106’9 sin darme cuenta. Y eso que estas vacaciones de Semana Santa + Fiestas de Primavera en Murcia (una semana más de vacaciones) he practicado deportes del tipo: sillonbol, zapping, siesting y lecturing. Tampoco he abierto un libro de la universidad (mal, mal, mal!!). Sí que es verdad que he salido algunos días a darme largos paseos, pero con lo de mi familiar enfermo no he tenido ganas de mucho =/

Pero esto va así, hay veces que pierdes volumen, otras peso y otras que una mezcla de ambas. Aunque el temor está ahí, cuando la báscula se para un tiempo (yo antes de esta minicarrerilla estuve 3 semanas que no perdí nada de nada, justo cuando estuve tan estreñida) y piensas que ya has llegado a tu tope y si no a tu tope definitivo a uno que va a decir que desde ese momento va a ser la pérdida mucho mucho más lenta. Pero el cuerpo es impredicible.

Ahora que se acerca el buen tiempo, quise ir a mirarme unos pantalones piratas, porque ya los tejanos me pesan mucho y me dan mucho calor cuando salgo por ahí a dar un paseo a la orilla de la playa. Miré en Decathlon, quería algo sport y que rabia, no me cabían los de la talla 50 de mujeres (la más grande que tienen) por un pelo!! Me quedé un poco como cuando estudias mucho mucho para sacar un 10 y te quedas en un 4’5. Luego me di una vuelta por el Kiabi, que había oído que tenían tallas más “para seres humos normales” (y no de esos que se los lleva una corriente de aire), como el C&A. Y la zona de tallas grandes eran demasiado grandes :_D y las tallas “normales” no sé, estaba todo muy disperso y no conseguí encontrar nada. Mi pareja me preguntó porque no me llevé los del decathlon si me quedaba tan poco, no sé, supongo que me jodió mucho. Estoy ahora entre dos tierras. Tiraré con lo que tengo: unos tejanos, unos pantalones negros de vestir, unos más veraniegos rescatados de hace 3 años y unos que tengo por ahí de color indefinido.

Y estoy a un tris de ver el 99 en la báscula, creo que ese día me pondré a llorar de la alegría 😛 hace por lo menos 14 años que no veo esa cifra.

Lo bueno es que llegué a casa y busqué bajo el canapé de mi cama, ahí tengo un montón de cosas guardadas para “tiempos mejores”. Tenía zapatos que no estrené porque no me encontraba con humor, sentía que todo me quedaba feo; y comencé a probármelos, la mayoría nuevos, fue como ir de tiendas pero sin pagar. Ahora me veo muchísimo más guapa. También he comenzado a darme cremitas 😀

Etiquetas: , , ,

Ya han pasado 8 meses, casi 9, estoy a mitad justo del proceso y quería enseñaros fotos del cambio, que para mi es espectacular, aunque aún me queden muchos kilos por quitarme, pero bueno, aún me quedan muchos meses para ello y ya puedo decir que me he quitado a mi prima de encima… ahora falta que me quite también a mi hermana gemela, jajaja! poco a poco.

Estoy muy contenta, porque han sido algo más de 45 kg, a muy buen ritmo, de forma gradual, sin parones, sin vómitos, he ganado mucha salud y estoy bastante bien en general.

Esta soy yo 😛

Etiquetas: ,

Presentación

Operación de ByPass Gástrico de Marta. Tengo 31 años, Murcia (España). Me sometí a un bypass gástrico el 14 de julio de 2009. Mi experiencia y artículos de interés.

Twitter