Mi bypass gastrico – El bypass gastrico de Marta – Cirugía para la obesidad bypass gastrico

Archive for diciembre 2009

¿Qué tal todo? ¡a mi me va de fábula!

El otro día estuve en la revisión del 5º mes, con nutricionista y cirujano. Ya he perdido 35kg y todo va perfecto. Salí contentísima, le pregunté al cirujano como veía la posibilidad de llegar a mi normopeso… porque seamos realistas, antes de la operación pesaba 155kg, no puedo pretender quedarme en una 38, ¿o si? bueno, me dijo el cirujano que como voy de bien, y el resultado tan positivo en sólo 5 meses me quedaré en mi normopeso!! ¡no me lo puedo creer!

Es más, en la puerta de la nutricionista encontré a una chica que pesaba 151kg antes de operarse, más o menos mi estatura, y dos años después estaba en 65, ¡y seguía perdiendo!

Que para mi lo importante no son las cifras, sino encontrarme bien, poder hacer deporte, ir a la playa, a la piscina!,… si me quedara en 75-85 también sería feliz, pero uf! lo de 65kg es todo un sueño.

También le comenté lo de la prueba del tránsito, puesto que me habían dejado una salida de 21mm en el estómago un cirujano dice que eso será fracaso absoluto y el otro que no, que es mejor. A mi me está yendo bien, no vomito, que sería el problema que podría haber (la otra posibilidad era una salida de 25mm, por lo tanto, más grande). La de 21 a largo plazo hace que sigas comiendo menos.

Y además me dijo tres cosas: “que si fuera al desierto con amigos todos morirían y yo no”, jaja! la obesidad es así, en nuestros días una putada, pero si viviéramos tiempos de falta de alimentos o en África, la selección natural nos elegiría a los obesos.  Otra cosa fue que mi intestino delgado (me cuesta creer que tengo “algo” delgado) ya hacía de ‘almacén’ antes de la operación, vamos, la arquitectura perfecta para engordar sin parar. Y la última es que cuando salga a comer con las amigas, que cada una se pague lo suyo! Amén!!

Desorden metabólico y comedores compulsivos, de eso os quería hablar hoy.

Leo y escucho opiniones, para mucha gente la obesidad mórbida es por causa de comer mucho y mal, rápidamente te ponen esa etiqueta al verte. De alguna forma entiendo que te la pongan los que no sufren de obesidad, muchos sólo practican la empatía cuando están realmente jodidos; pero lo que me choca es que haya obesos mórbidos que no den cabida a esa posibilidad y eso es tirarnos piedras sobre nuestro propio tejado, pienso yo.

A mi me cuesta mucho entender, pero lo hago, que haya personas que piensen todo el día en la comida, como me confesó una mujer operada, que no podía dejar de pensar en comer a todas horas. A mi a veces me ha pasado que he generado verdadera aversión por la comida, sobre todo comidas grasas: embutidos, patatas fritas, los plátanos, los aguacates,… incluso al aceite de oliva! veía esos alimentos como veneno puro. Fue durante una dieta que hice con 17 años que perdí 30 kg… que luego recuperé 60 en el momento que comí un poco normal como cualquier chica de mi edad. Tengo que decir que la dieta era totalmente saludable y que todo eso eran cosas mías, tener 17 años y ser obesa no es fácil.

Todo el mundo conoce a alguien que come mucho y que no engorda! pues también hay gente que come menos y que su metabolismo no lo procesa de igual forma… pero no se acepta esa posibilidad. Lo primero sí, lo segundo no, es una contradicción! Como hay gente que tiene cáncer de pulmón y no fuma.

Pienso que ser comedor compulsivo es un gran problema, que hace sufrir mucho a los que lo padecen, y que debe ser tratado por un buen especialista. Pero lo que quiero decir con esta entrada, es que me duele un poco, porque sí que me pongo en el lugar del comedor compulsivo y empatizo (incluso defendería su postura en un debate), pero al contrario siento que muchos obesos comedores compulsivos (y muchas personas no obesas) son incapaces de empatizar contigo, de entender que hay otros motivos, a pesar de estar en el mismo barco. Esa incomprensión lleva a una profunda soledad.

Uno de los motivos de este blog, aparte de ayudar a la gente que esté a la espera o dudosa de operarse, y a los operados, es para explicar mi historia y lo que me sucedió/sucede.

Cuando leo algún comentario tipo: “es que después de operarte me han dicho que tienes que seguir haciendo dieta” (llámalo dieta, llámalo cuidarte, llámalo comer bien,… porque poca es la diferencia entre una cosa y la otra, casi son sinónimos), joder, pues claro!! pero como cualquier hijo de vecino que se quiera un poco y sin tener un problema de obesidad, mucho más un obeso mórbido! Vamos, que me indigna profundamente 😛

Parece que la caída ha frenado en seco… por otra parte es que tampoco me queda pelo casi ya que pueda caerse. No es la frase hecha: “me estoy quedando calva”, tengo calvas directamente a los dos lados de la coronilla y muy claro de la frente a la coronilla.

Sé que es cuestión de tiempo, sigo con el minoxidil y el complidermol 5 alfa,… pero he descubierto un par de cosas milagrosas! al menos para mí, me van a ayudar a llevarlo mejor:

  • HairSoReal, me lo compré en ebay. Hay otras marcas como nanogen que hacen el mismo efecto. El resultado es el de [este video]. Vale para hombres y mujeres, y es cierto, no se nota nada.
  • Extensiones de pelo con clip. Me han costado 52€, son de pelo natural y ya puedo presumir de una larguísima melena. Me las quito y me las pongo en un tiempo record!

Presentación

Operación de ByPass Gástrico de Marta. Tengo 31 años, Murcia (España). Me sometí a un bypass gástrico el 14 de julio de 2009. Mi experiencia y artículos de interés.

Twitter