Mi bypass gastrico – El bypass gastrico de Marta – Cirugía para la obesidad bypass gastrico

Archive for mayo 2010

Es muy muy pronto para hablar de cirugía reparadora, como mínimo tengo que echarle un año más para operarme. Hasta que el peso no llega a su mínimo y no te estabilizas no hay nada que hacer, y si lo haces es tirar el dinero, tiempo, ganas y resultados.

Pero ya estoy con los oídos bien abiertos escuchando opiniones, a veces miro un poco por internet,…

Y quería presentaros a mi brazo izquierdo (y no hay inclinaciones políticas en esto, jajaja). Mucha gente piensa que tras un bypass se van a quedar como Cindy Crawford como mínimo… tal vez sí, pero lo normal es que te quedes hecha un pellejo (hagas lo que hagas: cremas, gimnasia, bla bla bla). No me siento mal ni nada, mentiría si dijera que no me encantaría tenerlo bien, pero tengo una visión muy realista de la cirugía y el objetivo era perder peso y ganar calidad de vida, con cirugía, dieta y ejercicios, no convertirme en la Crawford (que no digo que no me hubiera gustado tampoco, jaja). Y creo que eso es la base para que la cirugía sea exitosa y feliz. En fin, aquí teneis a mi ¿bracete?

Así que imaginad como se me ha quedado el pecho, barriga y muslos… y lo que me queda, porque aún me quedan kilos por perder!!

Me lo miro y me acuerdo de cuando hay gente que me ha dicho: pero si no lo tienes tan mal. Entiendo que quieran animarme, pero joder! que no estoy ciega ni soy tonta 😛

Otro dato que he encontrado significativo son los requisitos para operarme el pecho en caso de querer reducírmelo por la SS. Uno de los requisitos es que te mida más de 34-36cm desde la clavícula, hasta el pezón sin sujetador. Si no te llega, es una putada y si te llega, también! Vale, me llega, 42cm u.u

Pero como ya digo, tiempo al tiempo… estoy esperando a ver como se desarrollan los hechos, o a que me toque la lotería y pueda irme al mejor cirujano/a plástico del mundo, o que un cirujano de prestigio lea este muy visitado blog y quiera hacerme un bonito descuento por publicidad… nunca se sabe.

10 meses

Posted on: 16/05/2010

El viernes cumplí 10 meses y parece que ha pasado una eternidad.

El otro día una compañera de clase me dijo que hacía mucho tiempo que no escuchaban mi “alien” interior, al quien yo echaba culpa de todos los ruiditos y dolores. Y es que el tiempo ha ido pasando y ya hago una vida completamente normal, cada día más delgada, más guapa (aunque esté feo que yo lo diga, guapa he sido siempre), voy a tiendas de ropa y disfruto,…

Pero voy más lenta con la pérdida… no puedo decir cuanto ha sido exactamente, porque la última vez que estuve en la nutricionista se había roto la báscula y me pesaron con otra que pesaba más. Teniendo eso en cuenta me dijo que había perdido 2’5kg/mes los últimos dos meses. El caso es que ya estoy en 104’8kg según la báscula de mi casa… 155kg cuando empecé. Me muero por ver las dos cifras!! y me da pánico pensar en que mi cuerpo va a parar antes de conseguir llegar… uf! yo firmo ya por quedarme en 80-85! Dice la nutri que si que voy a llegar… no sé.

La nutricionista me dijo que iba muy bien, que no me vería ya hasta pasado el verano, que vigilara con los helados (yo no como de eso!!) y que fuera con cuidado, porque si me salía de la dieta volvería a engordar, mi cuerpo es una máquina del engorde. Yo sigo con mi dieta, mis caminatas y sino hay caminatas, le doy a la bici.

Hoy estoy escribiendo un poco en plan telegrama, pero es que estoy bastante cansada, unos días muy difíciles y agotadores.

También tuve mucho estreñimiento, mucho mucho mucho >.< y he tenido que probar las mieles del duphalac. Ahora estoy mucho mejor 🙂

Y en unas semanas al cirujano y psiquiatra, le comentaré el tema de las pieles y “lloraré” un poco para que me pongan en lista de espera 😛 yo calculo, que en pieles/colgajos sólo, debo tener 15kg O.o … y al cirujano, cuando le vea, le preguntaré si le puedo dar un abrazo.

Me costó mucho tomar la decisión de operarme, aunque no hiciera dieta estricta me cuidaba mucho y cuando hacía dieta estricta podía estar años sin comer ni una patata frita, ni una onza de chocolate sin azúcar. Y hablando un poco de voluntad, creo que todo el mundo nace con la posibilidad de tener una voluntad de hierro. Citando a Aristóteles:  “Siembra un pensamiento, y cosecharas una acción. Siembra una acción y cosecharas un hábito. Siembra un hábito, y cosecharas un carácter“.

Si hubiera habido algo más que yo pudiera hacer para perder peso (aparte de dieta, ejercicio, medicamentos, …) y con éxito, no me hubiera operado. Y creo que ese es el adecuado orden de los factores, primero dieta, mínimo un año, y luego operación.

Con frecuencia leo y escucho opiniones, y me sorprenden. El otro día en clase me comentó una compañera que había conocido a una chica que quería hacerse una abdominoplastia (quitarse la barriga vamos) y que el médico le dijo primero hiciera una dieta que le mandó y luego pues ya hablarían del peluquín. Pues a la chica se le quitaron ganas de abdominoplastia… normal, es que hacer dieta es MUY duro.

Con la operación pasa lo mismo, conozco un montón de gente operada que no han hecho dieta jamás, algunos ni cambiaron azúcar por sacarina (y asimilados) en un intento de quitarse calorías, ¿PERO CÓMO? Eso es una operación abocada al fracaso, si no eres capaz de demostrarte a ti mismo, que eres capaz de cuidarte un año, ¿cómo te vas a cuidar toda la vida? Pero es más, ¿y cuándo se acaben los días felices de adelgazamiento?¿y cuándo el estómago se haga más grande y vuelva el hambre? es entonces cuando vas a necesitar tirar de voluntad y de tus conocimientos aprendidos de nutrición.

Es más, es que conozco gente que ni se leyeron el protocolo de después de operados (unas hojitas que te dan al salir del hospital diciendo lo que tienes que hacer, lo que debes comer, las cantidades, y los suplementos vitamínicos que necesitas).

Con frecuencia escucho también opiniones de gente decepcionada, acomplejada por las pieles, … y es una pena, porque la operación es una apuesta muy fuerte, la última carta que existe hoy en día para dejar atrás la obesidad mórbida, hay que dejar toda la carne en el asador y esas sensaciones son el resultado de no haberse preparado lo suficiente.

Así que los que esperan, mi consejo es que leáis mucho, que hagais dieta sana e hipocalórica (sí, aunque sea una mierda y no funcione porque la obesidad es una enfermedad crónica), que escucheis a vuestros médicos, a las enfermeras, nutricionistas y a otros operados que estén haciendo las cosas bien (que no es siempre el que más peso pierde). Y todo eso lo haces por ti, porque te quieres, para tener una vida mejor.


Presentación

Operación de ByPass Gástrico de Marta. Tengo 31 años, Murcia (España). Me sometí a un bypass gástrico el 14 de julio de 2009. Mi experiencia y artículos de interés.

Twitter