Mi bypass gastrico – El bypass gastrico de Marta – Cirugía para la obesidad bypass gastrico

Archive for agosto 2010

Ya estoy aquí, aterricé ayer de tierras gallegas, pero es que poco antes estuve en Reus, así que ha sido un no parar. Estoy contenta porque tenía muy mal recuerdo de la última vez que fui a Galicia (que me encanta y la gente es fenomenal), pero era por mí y por mis kilos, cada paso era una tortura china, se me llagaban los pies muchísimo y me salían muchas ampollas a causa de los kilos, tenía muchos dolores musculares y encima estaba malita por haber dejado radicalmente de comer (para nada) y me recuperaba de una pielonefritis (cómo duele!!). Esta vez no ha habido día que no me hiciera  mínimo mis 10km andandito y terminaba fresca como una rosa!

Una de mis ilusiones es hacerme el Camino de Santiago… antes algo impensable, pero estando allí, en Santiago, viéndome tan bien, me dan muchas ganas de hacerlo, y de prepararme para ello. Tiempo al tiempo!

Y por petición popular foto de mi evolución. Esta me la hice el 15 de agosto, la camiseta y los pantalones me van muy grandes (y ya sabemos la ropa grande, aparentas más “ancha”), pero para lo que queda de verano no me voy a comprar otros 😛 y bueno, creo que se me nota diferencia con el antes:

Después (15 agosto 2010):

Pues como que me sobran unos 20kg o así, pero me dijo el cirujano que en mi caso, tratándose de una obesidad endógena que me quedaban unos 10kg o así por perder. Aunque después de haber perdido 60, ya me veo una tía normal, del montón y eso es lo que quería… ¿cómo me veis? 😀

Anuncios
Etiquetas:

Las mías bien. No tengo mucho que contar, por eso no me he pasado mucho por aquí (aunque los comentarios que me dejais sabéis que si los leo).

Con el peso sigo más o menos igual, 98’3… creo que no voy a perder mucho más. Ya me lo dijo el cirujano, tal vez 10kg, más otros 10kg en pieles. Aunque yo me veo muy bien. Sigo haciendo mis comiditas de dieta (como siempre), con una disciplina inglesa y un método espartano.

Estuve en mi tierra unos días y mi madre no daba crédito. Flipaba en colores, según ella ya estoy muy bien, le dijo a mi hermana, que también está en vías de operarse, que me había quedado super delgada (amor de madre). Aunque tampoco mentía, visto con perspectiva y como estaba solamente hace un año (tengo que subir fotos).

Como veis estoy más tranquila con lo del peso… no tan obsesionada con el número que marca la báscula, y más con lo que me dice el espejo y mi sonrisa. Cuando una lo da todo, su conciencia está tranquila porque no puede hacer más. Aunque confieso que estoy un poco “traumatizada”, sigo estancada en algunas cosas: ir a la playa, conocer gente nueva,…

Lo de la operación de mi madre, pues el cirujano la ha dejado colgada, dice que no es por su culpa, pero a mi me suena a que se tiran la pelota unos a otros. Le han dicho que para septiembre, así que ya os contaré. Me parece muy mal que se juegue así con los sentimientos y la salud de las personas.

Mis vacaciones siguen unas semanas más. Quiero ir a Galicia una semanita y a caminar lo que me den las piernas, que con la excusa de conocer nuevas ciudades se queman muchas calorías!

Volveré. Un beso a tod@s!