Mi bypass gastrico – El bypass gastrico de Marta – Cirugía para la obesidad bypass gastrico

Archive for febrero 2010

Últimamente tengo mucha ansiedad, pensaba que era por los exámenes, pero terminaron hace una semana y llevo una semana fatal. Además que me duele también mucho la boca, de hacer fuerza y ¿cómo se alivia? masticando, tengo miedo a comer un poco de más. Lo bueno es que la misma ansiedad que hace que me duela la boca, también hace que se me cierre el estómago. Siempre he tenido, me va por rachas. Para controlarla he hecho de todo: terapia, técnicas de relajación, infusiones,… pero sin duda lo que mejor me van son los fármacos.

¿Pero por qué? si estoy genial, voy perdiendo peso que era lo que más quería, no me como la cabeza, estoy estudiando por fin la carrera por la que tanto he luchado, tengo pareja que me ama con locura y estabilidad económica, soy feliz, tengo muy buenos amigos,… si es que todo me va genial!!

He investigado mucho mucho y veo que la ansiedad no tiene solución. Fuí a hablar con la médica de cabecera, me preocupa que los ansiolíticos que tomo a largo plazo me puedan hacer daño, y si no hacen daño, de verdad que a mi no me importaría tomarlos toda la vida en temporadas, como ahora. Estuvimos hablando un rato y me dijo que es una epidemia en los jóvenes de este siglo, que nos ha tocado vivir en una época muy agresiva. También me puso un ejemplo que me hizo recapacitar, porque seguro que me lo dijo con la intención de que me lo aplicara, me habló de las mujeres embarazadas o las que tienen su primer hijo, se enfrentan a una nueva vida llena de dudas y de incógnitas, se quieren esforzar al máximo para que salga todo perfecto, y yo me encuentro igual, delante de una nueva vida, una vida que no he podido disfrutar durante años, y me la quiero comer YAAA!! y eso me produce ansiedad.

Y es cierto, he empezado el curso que parece que no va a haber un mañana, afronto los días con mucho trabajo y estrés, me apunto a todo y a todo digo que sí, y tengo que relajarme un poco.

También me ayuda muchísimo hacer ejercicio… que ahora lo disfruto un montón, no hay quien me baje de la balanceboard de mi Wii, jaja!

En fin, poco a poco. He escrito esta entrada por si puede ayudar a alguno de los lectores con ansiedad post-operación, a mi me fue muy bien que la médica me contara esas cosas y quería compartirlas por si a alguien le puede ayudar también 🙂

Anuncios

Sé que llevo mucho tiempo sin postear, pero he estado de exámenes de febrero en la universidad y bastante liada. Creo que ya puedo decir que estoy metida de pleno en la carrera, estudio Grado en Enfermería… podía estudiar medicina, pero decidí que no porque no me veía con fuerzas de afrontar un reto así tras la cirugía y porque sin duda iba a pasarme muchas horas calentando una silla, cuando eso, la vida sedentaria, es veneno puro para mí. Aún así estoy muy contenta, estoy aprendiendo mucho y he aprobado todo a lo que me he presentado (me he presentado al 80%). Así que aunque todavía no soy una graduada, quiero que tengais en cuenta este dato por si os recomiendo algo, ya no sólo es la voz de la experiencia, es que puedo hablar con conocimiento de causa.

Hace unos días estuve en la nutricionista, voy muy bien 40kg perdidos, en 7 meses operada. Aunque he notado que cada vez pierdo menos. Mi pelo está recuperándose… ahora la gente me dice que me lo ven mucho mejor y que no me dijeron en su día que se me veían calvas para no agobiarme. Ya lo sabía que tenía calvas, pero agradezco que no me hayan dicho nada, jaja!

Estoy en 114, pesaba 155 antes de operarme. Y sé que he perdido un montón, pero me agobio mucho pensando que cada vez me va a costar más perder, de hecho ya me cuesta, y me queda todavía mucho mucho camino por recorrer, espero llegar a la meta. Yo firmo ya por quedarme en 75-80kg!! no pido mucho ¿verdad?

Pero la visita a la nutricionista fue un poema. Compartí sala de espera con mujeres no operadas y que eran unas ¡viva la Virgen! intenté que no se me notara pero estaba horrorizada. Estaban confesando sus hazañas con orgullo: comer hasta reventar, levantarse a media noche a hincharse,… y se reían de sus ocurrencias y hechos. Alguna me dijo: “joder, pues sí que estarías gorda, te gusta mucho comer ¿eh?”. Me sentí fatal, que cada uno con su cuerpo puede hacer lo que le dé la gana, pero a mi siempre me ha importado e influído tanto, me he cuidado siempre muchísimo y he sufrido mucho al ver que no conseguía adelgazar. Luego meten a todos los obesos en el mismo saco: gente irresponsable, ignorante, incapaces de controlarse, con sentido del humor absurdo y fácil, que les importa todo un pepino.

Cuando llegué a casa intenté ponerle sentido del humor y le dije a mi pareja: ¡en el hospital he coincidido con el club de las gordacas!

Ya casi va a hacer un año que abrí el blog, y quería agradeceros todo el apoyo. Sé que muchas veces no os he podido dedicar el tiempo que mereceis, pero os he leído siempre. Tengo que pagar para poder mantener este espacio abierto, no sé si voy a renovar cuando llegue el momento (que será el mes que viene o el otro) está la cosa muy mal con la crisis. Pase lo que pase quería daros las gracias.

Escuché esa frase hace unos días y me encantó. Y este video también me encanta:


Presentación

Operación de ByPass Gástrico de Marta. Tengo 31 años, Murcia (España). Me sometí a un bypass gástrico el 14 de julio de 2009. Mi experiencia y artículos de interés.

Twitter